LIDERAZGO

.

ÍNDICE

.

Videos

.

Lecturas



.

PALABRAS DE LIDERAZGO (Video





VOLVER A ÍNDICE

.

LECCIONES DE LIDERAZGO DE STEVE JOBS (Video




VOLVER A ÍNDICE


.

LOS 5 MITOS DEL LIDERAZGO POR JOHN C. MAXWELL


VOLVER A ÍNDICE

.

El ying yang del liderazgo

Algunos de los líderes más importantes del siglo pasado fueron introvertidos. Así lo indica Susan Cain, abogada de Wall Street convertida en escritora, quien asegura que antiguamente dedicaban mucho más a la causa que a la afinidad de ser el centro de atención.

La autora del best-seller “Quiet: The Power of Introverts In a World That Can’t Stop Talking” describe la importancia de lograr un liderazgo equilibrado, uno que impulse tanto el conocimiento como el temperamento.


VOLVER A ÍNDICE


.

Cómo ser un líder inspirador

Descubre lo que caracteriza a los líderes que dan mucho más de lo que reciben.

Algunos antiguos paradigmas del liderazgo dictaban que un líder debía tener muchas personas a su servicio para lograr los objetivos. Pero ahora los roles parecen haberse invertido y, los mejores líderes, aquellos que trascienden y son capaces de obtener resultados, son los que lideran sirviendo a los demás. ¿De qué forma lo hacen? Descúbrelo en esta presentación de Carlos Labarthe.


VOLVER A ÍNDICE


.

EL LIDERAZGO Y SU IMPACTO EN LA SUPERVISIÓN EDUCATIVA. (ARTÍCULO) LEÁLO A CONTINUACION




Resumen..

Este artículo desarrolla la tesis que el liderazgo tiene un fuerte impacto en la supervisión educativa para obtener resultados positivos en las diferentes funciones que el supervisor realiza, como son: el control, la evaluación y el asesoramiento y por consiguiente el mejoramiento de la enseñanza en un país, centro escolar y un aula. Explica como la ética, el conocimiento y el adaptarse a las nuevas competencias exigidas en el Siglo XXI, ayudan a que el supervisor pueda ser más efectivo en su labor y que además su trabajo sea visto por toda la comunidad educativa como un aporte para el desarrollo del centro escolar, el docente, los padres de familia y los estudiantes. Además, se refiere a que el liderazgo no debe quedar enmarcado solamente en el supervisor sino que debe ser difundido y practicado por todas las partes interesadas en el quehacer educativo.
Haga click para leer el articulo
Palabras Clave. Supervisión, ética, liderazgo, desarrollo, educación, cambio.

Introducción.

El liderazgo en general ha cobrado importancia en todas las organizaciones, principalmente con la llegada del Siglo XXI, la sociedad de la información y del conocimiento. En la misma medida el liderazgo educativo ha cobrado creciente importancia ya que se ha extendido la convicción de que los lideres educativos pueden hacer una gran diferencia en la calidad de las escuelas y de la educación que reciben niños y jóvenes en todos los niveles educativos, incluyendo la educación superior. Por lo anterior, este trabajo aborda el liderazgo educativo como un factor importante en la mejora de la educación escolar a través de la supervisión educativa. Se hace notar que es diferente gerenciar que liderar y las instituciones educativas a través de todos los años han gerenciado y no han practicado el liderazgo, por lo que se hace necesario en nuestro país un cambio en este sentido, como ya lo están haciendo otros países con buenos resultados. Para ejercer un buen liderazgo se hace necesario el desarrollo de la inteligencia emocional en todos los miembros de la comunidad, así como practicar principios éticos, lo que implica que toda institución educativa tenga su código de conducta, que lo socialice por toda la organización y que se vigile el cumplimiento de las normas éticas establecidas, en otras palabras lo que se predica se debe practicar para modelar y ser ejemplo de los demás. El nuevo Siglo ha traído mayores exigencias a los directivos escolares ya que se exige no solamente ejercer el liderazgo por una posición o por autoridad sino que el liderazgo debe diseminarse a través de toda la comunidad educativa de tal suerte que se lleguen a formar tantos lideres como personas existan en la comunidad educativa. Así podemos decir, que el líder ya no será solamente el supervisor, sea externo o interno, sino que también los docentes, padres de familia y estudiantes. Se recomienda, por otra parte, aplicar el liderazgo distribuido que consiste llevar el liderazgo mas allá del centro escolar y llegar hasta la municipalidad para que las reformas e iniciativas educativas se acepten fácilmente por todos los miembros de la comunidad educativa, esto hace necesario la descentralización del sistema educativo nacional, e inyectar recursos a la educación.

Liderazgo.

El liderazgo es el segundo factor después del trabajo en el salón de clases que mas contribuye al logro de aprendizajes de los estudiantes, a su vez los efectos del liderazgo son de mayor impacto en establecimientos que atienden poblaciones con mayor vulnerabilidad.

La noción del líder como catalizador es importante de subrayar. En la química cuando se habla de un catalizador, se trata de un ingrediente clave que hace que los otros elementos del sistema se combinen, produciendo efectos que no son posibles sin su presencia. Similar situación sucede con la influencia de un buen líder. El liderazgo puede describirse en torno a dos funciones principales: proporcionar dirección y ejercer influencia (Seashore, Leithwood, Walstrom y Anderson (2010), adicionalmente el liderazgo se vincula con mejora de la organización. Bush y Glover (2003) e identifican cuatro conceptos que estarían definiendo liderazgo: la influencia, los valores, la visión y la gestión. Asimismo, hay cantidad de definiciones que comparten que el liderazgo lo identifica la influencia que ejerce en relación a metas y valores personales y profesionales.

El liderazgo escolar efectivo tiene cuatro categorías o prácticas que son: establecer direcciones, desarrollar personas, rediseñar la organización y gestionar la instrucción.

De acuerdo a autores que escriben sobre el liderazgo en las organizaciones, enfocándose principalmente en una empresa, cualidades como integridad, carácter y ética en el trabajo son el precio de admisión para el liderazgo, si estas cualidades faltan el liderazgo será deficiente. John P. Kotter, autoridad reconocido en el campo de liderazgo y profesor de liderazgo en la Harvard Bussiness School, explica que el liderazgo es desarrollar una visión y unas estrategias, conseguir gente que pueda apoyar esas estrategias y delegar poder en unos individuos para que hagan realidad esa visión a pesar de los obstáculos. Lo anterior, contrasta con Gerencia, que significa mantener funcionando el sistema existente, planeando, presupuestando, organizando, administrando personal, controlando y resolviendo problemas. Podemos hacer notar que las cualidades de un líder tanto del punto de vista empresarial como aplicado a la educación son similares y se pueden resumir en: crear una visión, desarrollar personas y provocar cambios con las estrategias que implemente con la ayuda de su equipo.

Se ha buscado además de las características de un líder, que tipo de Liderazgo aplicar o cual se adapta mejor al ámbito educativo; así ha habido varias propuestas que se han modificado de acuerdo al punto de vista de varios autores. Así tenemos el Liderazgo Transformacional, este tipo de liderazgo parte de la contribución de los directivos escolares al logro de objetivos vinculados al cambio cultural y a la resolución de problemas organizativos. Se caracteriza por ser un proceso dinámico, variante en función de las situaciones y generador de cambios (Coronel, 1995). Actualmente se habla del Liderazgo Distribuido que es un nuevo marco conceptual para analizar y enfrentar el liderazgo escolar. Supone mucho más que una simple remodelación de tareas, significa un cambio en la cultura, que entraña el compromiso y la implicación de todos los miembros de la comunidad escolar en la marcha, el funcionamiento y la gestión de la escuela. De esta forma, el liderazgo distribuido aprovecha las habilidades de los otros en una causa común, de tal forma que el liderazgo se manifiesta en todos los niveles (Harris y Chapman, 2002). Como podemos observar hay diferentes opiniones referentes al tipo de liderazgo que puede aplicarse en el ámbito educativo, sin embargo lo más importante es que la persona que ejerza el liderazgo reúna las características de líder que se han mencionado anteriormente.

Inteligencia Emocional y Liderazgo.

La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones. En el liderazgo se requiere una gran cantidad de habilidades personales y la aptitud emocional constituye del ochenta al cien por ciento de lo que constituye un líder sobresaliente. El liderazgo es casi completamente inteligencia emocional sobre todo en cuanto a distinguir entre lo que hace un gerente y un líder. Las principales aptitudes de un líder caen en tres áreas una como el logro, la seguridad en uno mismo y el compromiso, otra en aptitudes sociales como la influencia, la conciencia política y la empatía y otra de aptitudes cognitivas referidas a pensar estratégicamente, buscar y analizar información con amplitud de criterio y pensar anticipadamente el futuro. Así podemos decir que la inteligencia emocional es un factor importante en el liderazgo positivo dentro de una organización. Los lideres como sabemos ponen a prueba las normas de conducta y piden la ayuda de otros para facilitar el proceso de cambio y no cabe duda que las emociones juegan un papel preponderante de cómo un líder demuestra sus competencias. Un liderazgo sin inteligencia emocional es un liderazgo mecanicista demasiado racional. La habilidad de un líder estriba en la capacidad de poder gestionar tanto lo racional como lo emocional, encontrar el equilibrio de estas dos áreas al ejercer su rol de líder. La inteligencia emocional tiene una gran influencia en el liderazgo desde que se le da énfasis al capital humano, que las personas ya no se consideran como una parte de una máquina o de un proceso de producción, en la actualidad las personas son mas bien un capital valioso que puede aportar mucho a las organizaciones. Hay cuatro aspectos principales de la inteligencia emocional que influyen en el liderazgo y que llevan a mejores resultados organizacionales. Primero es la capacidad del líder de mostrar y expresar sus emociones dentro del ambiente organizacional; también el líder debe comprender la dinámica emocional para mejorar el proceso de la toma de decisiones; por otra parte el líder debe tener conocimiento profundo del proceso emocional de si mismo y los miembros de su organización y finalmente el líder necesita manejar sus emociones adecuadamente. Podemos decir, que la inteligencia emocional es una de las áreas que todo líder debe poseer y manejar adecuadamente ya que su relación es con personas a las que hay que tomar en cuenta, motivarlas, hacer que participen y también gestionar sus conocimientos en beneficio de la organización, los directivos y los docentes deben de cumplir no solamente con el cien por ciento de lo exigible sino que ir mas allá y entregar mas tiempo y sus mejores esfuerzos; para alcanzar esta entrega y esfuerzo suplementario, es imprescindible una gran motivación compartida por todo el centro educativo. El líder debe ser competente para crear los climas organizacionales necesarios para generar aprendizajes en condiciones difíciles; lograr el estado de ánimo resuelto para superar crisis derivadas, reconociendo que la comunidad educativa está formada por directivos y docentes que necesitan mejorar al momento de iniciar los cambios hacia una comunidad de calidad. En términos pedagógicos, las competencias requeridas por los directivos lideres en el ámbito de las emociones y los estados de animo son las siguientes: a) capacidad de observación de las emociones que experimentan los miembros del centro y también reconocimiento de los estados de ánimo que viven como organización de modo mas permanente; y b) capacidad de cambiar las emociones y los estados de ánimo adversos por situaciones de alta motivación.

Estándares éticos en el liderazgo.

La ética es el corazón del liderazgo, En vista que todo supervisor pertenece a una organización, veremos lo que una organización puede hacer para que su personal actúe dentro de los lineamientos éticos establecidos. Una organización puede iniciar con un código de conducta que articule valores organizacionales, principios y estándares o parámetros de conducta, de esta manera podrá disminuir el riesgo de conductas no éticas originados por el personal, aunque hay que tomar en cuenta que todas estas medidas no garantizan que alguien se comporte de manera no ética y además estar consciente que un código de conducta no es suficiente, hay que hacer de la actuación ética una rutina diaria en la organización, que el personal en general debe involucrarse en la elaboración del código de ética. Los líderes están obligados a liderar con el ejemplo, y discutir abiertamente las cuestiones éticas como una oportunidad de aprendizaje para todo el personal. El líder debe reforzar las políticas de la organización y recompensar a los que apoyan las políticas reportando actos impropios y no éticos. También es recomendable, tener una fuerte política de conflicto de intereses, una política del silbato que protege al personal de negligencia, abuso o peligros en el ambiente de trabajo. Los beneficios de la ética en el liderazgo llegan en forma directa e indirecta y se reflejan como apoyo de la comunidad, aumento de responsabilidades ambientales y se levanta la moral del personal.

Los estándares que ha establecido la compañía General Electric y que le han resultado de éxito son: comunicación, calidad en el trabajo y servicio al cliente, colaboración honesta, preparar a alguien que nos sustituya y ejercer el poder con ética.

En el ámbito educativo lo ideal seria cubrir todos los estándares éticos que se han mencionado, sin embargo creemos que lo básico y lo esencial viene desde que seleccionamos a las personas que formarán parte de una organización, siendo un tema más delicado cuando nos referimos a instituciones educativas donde se esta formando el futuro de una nación además de que nos relacionamos con niñas, niños, adolescentes y jóvenes, donde los daños pueden ser irreparables.

Competencias para un liderazgo global y características del líder del siglo XXI.

Una organización del Siglo XXI debe estar lista para el cambio, sentirse urgida y menos complaciente todo el tiempo, no solo en el momento de intentar un gran cambio. La organización se debe cuidar de fortalecer el trabajo en equipo para poder conformar, tan pronto como sea posible una coalición para el cambio. Debe tener permanentemente visiones apropiadas para todos los niveles, que se actualicen conforme a las circunstancias y comunicar esas ideas, amplia y constantemente. Delegar continuamente funciones en su personal para que pueda marchar en nuevas direcciones y así sucesivamente, todo esto para que el cambio que se busca se logre mas rápido y que constantemente se busquen nuevas maneras de resolver problemas y de lanzar nuevas iniciativas. Todo eso requiere cambios en el liderazgo en todas las áreas, así podemos ver que el Siglo XXI presenta el reto de redefinir los valores de la familia, la escuela y las organizaciones y de transformar las estrategias y tácticas educativas para responder a las necesidades de esta nueva era, caracterizada por cambios profundos y acelerados de un mundo globalizado. La transformación está en manos de los docentes que se conviertan en líderes para la comunidad educativa, el centro escolar, y en el aula, líderes que promuevan la fe, esperanza y el sentido de superación de los estudiantes y que combatan la mediocridad educativa. De esta manera, las exigencias de liderazgo son mayores que en el pasado y se pueden considerar entre las competencias y características de un líder para los tiempos actuales, las siguientes:

· Escuchar. Algo que han enseñado los medios y siguen enseñando es que todos queremos una voz.

· Relacionarse. Un líder se debe relacionar con toda la comunidad educativa y con otros interesados en el ambiente educacional.

· Conversar. Los líderes eficaces saben como animar o fomentar la conversación entre sus colegas y la comunidad para desarrollar mejor su trabajo.

· Inspirar y empoderar. Empoderar puede llevar a que los docentes hagan grandes cosas, este punto es clave en el liderazgo ya que nos permite llegar al nivel de enseñanza y aprendizaje que visualizamos.

· Reinventarse, marcar una diferencia. Significa estar abierto a la crítica, aliviar carga a otros, no buscar recompensas, dignificar el puesto, simplificar, mejorar, aprender, vencer la mediocridad, anticiparse a los hechos.

· Especialista en el aprendizaje del Siglo XXI. Se conoce las dificultades que algunos educadores tienen con la tecnología, algo que no desaparecerá de la noche a la mañana. Hay una frase que dice sabiamente use sus fortalezas y maneje sus debilidades,

Los líderes educativos que conocen y están conscientes de los retos del nuevo siglo tendrán la habilidad de atraer y retener a los que son más habilidosos con la implementación de la tecnología y con el aprendizaje colaborativo. Se debe tener claridad que es lo que queremos alcanzar en el centro escolar y así colocar las personas correctas para lograr el objetivo de mejoramiento que se pretende. Es una tarea monumental ser el líder correcto en esta nueva era de educación, pero el beneficio será grande para los que lo consigan y que mantengan el paso que se han decidido crear. Se tiene la obligación hacia los estudiantes de encaminarlos al futuro que les espera. En educación esta es una gran tarea ya que se debe desarrollar a lideres para que enfrenten los retos del nuevo Siglo, lograr formar nuevos lideres que apoyen en resolver los problemas actuales y enfrentar los cambios del mundo globalizado.

Liderazgo del supervisor.

El liderazgo se ha comprobado que influye fuertemente en el aprendizaje de los estudiantes, así el liderazgo educativo es una de las principales variables que incide en un mejor desempeño de los establecimientos y del sistema en general (OCDE, 2008). Esta relevancia se deriva de dos fuentes: una conceptual basada en la investigación sobre mejora y efectividad escolar; y otra derivada de la existencia de políticas públicas que han posicionado el liderazgo y la gestión como un asunto escolar para el mejoramiento educativo ( Cox, 2003; Concha 2007). Así se identifican las acciones de los líderes como una importante variable que incide en innovaciones en el trabajo docente, y en la mejora y cambio de las organizaciones educativas. Aquí entra el desafío de distribuir y planificar la sucesión del liderazgo, sosteniendo y proyectando los esfuerzos de mejora, dando cuenta tanto de la relevancia de la formación progresiva y certificación pre-servicio de líderes, como del reconocimiento de lideres intermedios y docentes lideres en la organización escolar (Galdamez y Rodriguez, 2010). El liderazgo directivo debe tratar de pasar a otro nivel, del liderazgo transformacional al liderazgo distribuido que ha tenido buenos resultados en otros países. El liderazgo distribuido consiste en un conjunto de prácticas para fijar rumbo y ejercer influencia, potencialmente por personas de todos los niveles, mas que un conjunto de características personales y atributos de las personas que están en los puestos directivos, es diferente al liderazgo ejercido por alguien que por su posición en la organización y por la autoridad que le brinda su cargo ejerce cierto liderazgo. La idea de este liderazgo es crear formas de trabajo colaborativo que aprovechen al máximo las destrezas colectivas del personal, fomenten el desarrollo de nuevas habilidades y se reduzca el acaparamiento improductivo del conocimiento y las practicas competitivas. Para aplicar el liderazgo distribuido se debe tener en cuenta las funciones básicas del liderazgo: Fijar rumbos, desarrollar a las personas, rediseñar a la organización y gestionar el programa de estudio. Por otra parte el liderazgo distribuido no se traduce en una menor demanda de liderazgo hacia quienes ocupan posiciones de liderazgo formal, pero si se traduce en una mayor demanda de coordinar quien desempeña que funciones de liderazgo, desarrollar destrezas de líderes en otras personas y monitorear el trabajo de liderazgo de dichas personas entregándoles retroalimentación constructiva sobre sus esfuerzos.

De acuerdo a estudio de Leithwood K.2009, Como liderar nuestras escuelas?, los factores que promueven el liderazgo distribuido respalda dos hipótesis:

1. La probabilidad de que los profesores ejerzan liderazgo en sus escuelas y comunidades aumentará a medida que:

· Las estructuras escolares jerárquicas sean reemplazadas o suplementadas con estructuras mas planas.

· Las oportunidades para que los profesores puedan desarrollar las destrezas necesarias para ejercer el liderazgo en forma efectiva, estén disponibles.

· Los directores demuestren su disposición a compartir su liderazgo con los profesores.

· Los directores motiven activamente a profesores previamente seleccionados a asumir funciones de liderazgo para las cuales parecen estar especialmente bien preparados; y

· Los directores proporcionen recursos e incentivos dentro de la escuela para que los profesores ejerzan liderazgo.

2. Es probable que otros miembros de la comunidad escolar, además de los propios profesores, asuman funciones de liderazgo cuando experimenten las mismas condiciones que promueven el liderazgo entre los docentes.

No cabe duda, que para promover el liderazgo compartido se deben crear las condiciones necesarias como son, entre otras, que el director debe involucrarse con la docencia, tener horas de docencia en la escuela y que el director no dedique tanto tiempo a atender iniciativas gubernamentales, sino, mas bien que la reformas provengan de la municipalidad donde se encuentra la escuela, las que deben ser preparadas por la comunidad escolar y la municipalidad.

Liderazgo del educador.

Es fundamental para cualquier reforma o mejora que se quiera efectuar en el sistema educativo el liderazgo del docente, usualmente los cambios se hacen desde una perspectiva institucional sin tomar en cuenta al docente. Para esto, es necesario que el liderazgo no se enfoque solamente a los niveles directivos como normalmente se hace, La consecuencia de no tomar en cuenta al docente se manifiesta en que los cambios e impactos esperados no se logran y los viejos modelos siguen funcionando sin cambios significativos. Múltiples estudios han mostrado el efecto beneficioso que producen los docentes que ejercen liderazgo pedagógico entre sus colegas, al influir en la mejora de las practicas pedagógicas de los docentes, y colaborando activamente en la implementación de las reformas educativas en las escuelas. En algunas circunstancias los docentes designados como lideres poseen roles formales de liderazgo, como, jefes de departamento, mentores o coordinadores académicos, mientras que en otros se entiende como docente aquel que su rol esta asociado al ejercicio de la docencia en el aula, pero que colaboran o han ejercido de manera adicional responsabilidades asociadas al ejercicio directivo.

El docente como líder debe visualizar la escuela como organización y no solo como trabajo en el aula, en este sentido la labor de los lideres directivos es que el docente se vea como parte de la visión institucional y no solamente como alguien que su responsabilidad es solamente impartir la clase en el aula, como alguien que puede y debe aportar para las mejoras en general, para impulsar existentes y nuevos proyectos, sentir que son tomados en cuenta que participan en la toma de decisiones del centro, de esta manera los lideres a nivel docente surgirán por si solos y con el tiempo todo el personal docente se sentirá líder en su campo que es lo mas beneficioso que puede ocurrirle a los estudiantes, a la escuela y a un país.

Conclusiones

A manera de conclusiones se hacen las siguientes valoraciones:

· El liderazgo es imprescindible en la educación, y conviene diseminarlo a nivel de toda la comunidad educativa, ya que proporciona una dirección o visión compartida e influencia para que se desarrollen proyectos y mejoras en las instituciones. De la investigación documental realizada se concluye que el Liderazgo mas efectivo es el Liderazgo Distribuido que implica el compromiso de toda la comunidad escolar en la mejora del centro y en el emprendimiento de nuevos proyectos que conlleven a elevar el nivel de desempeño de los estudiantes y lograr la mejora continua del proceso de enseñanza aprendizaje.

· La inteligencia emocional es una característica preponderante en los líderes y es un factor importante para ejercer un liderazgo positivo dentro de una organización. En los últimos años se ha enfatizado que el personal es el capital más valioso de cualquier organización, con esta idea, la Inteligencia Emocional ha cobrado importancia en el manejo de las organizaciones ya que si las personas es lo principal, se debe tener habilidad para poder trabajar con ellas y motivarlas a lograr metas y ejecutar proyectos exitosamente.

· Para ejercer un buen liderazgo es importante tener, mantener y socializar estándares éticos en las organizaciones. En una institución educativa la ética cobra mayor relevancia, ya que se están formando a las nuevas generaciones, la relación es con niñas, niños y jóvenes que del ejemplo de los líderes educativos formarán sus modelos de comportamiento bueno o malo para toda su vida.

· El Siglo XXI tiene nuevas exigencias para ejercer un buen liderazgo, ya que toda organización está inmersa en un ambiente global donde se necesita otro tipo de liderazgo, mas visionario, que se relacione y tome en cuenta a la gente, mas comunicador, que tenga la capacidad de formar equipos de trabajo motivados y que logre formar lideres que le ayuden en su trabajo. El nuevo líder además de tener la capacidad de relacionarse con la gente debe estar actualizado con las nuevas tecnologías, aplicarlas en el proceso enseñanza aprendizaje y así formar personas capaces que puedan aportar al crecimiento sostenido del país.

· Se tiene dos clases de supervisores un externo, ajeno a la cotidianidad escolar y el otro interno que son los Directores y docentes que ocupan posiciones de liderazgo formal. El liderazgo directivo consiste en difundir o propagar el liderazgo en toda la comunidad educativa. Al aplicar el liderazgo distribuido que permite implementar mejoras o proyectos en el centro escolar con probabilidades de mayor éxito, ya que toda la comunidad educativa estará comprometida con la visión del centro escolar. Este liderazgo distribuido debe llegar mas allá del muro escolar y tocar a las comunidades y municipios donde el centro esta ubicado. Para lo anterior, se necesita un cambio de enfoque de las autoridades gubernamentales hacia la descentralización educativa e inyectar más recursos financieros al área de la educación.

· El liderazgo docente es de suma importancia para lograr cambios positivos en el proceso enseñanza aprendizaje de los estudiantes, ya que el docente a través del liderazgo cambia su mentalidad para no enfocarse solamente a impartir clases, sino a tener una perspectiva mas amplia de su centro escolar y detectar que la mejora en el aula y el desempeño escolar viene influenciado por otros factores y actores que están implícitos en el centro escolar y de los cuales puede recibir apoyo. En este sentido, el docente se apropiará más fácilmente de su labor educativa y de la visión compartida que el centro escolar ha definido.

Se puede concluir que el liderazgo tiene un fuerte impacto en la supervisión educativa desde cualquier punto de vista que lo veamos y es un ingrediente principal para mejorar el nivel educativo de un país.

Referencias

- Bush T. y Glover D. (2003) School leadership: Concepts and evidence. USA : NCSL

- Ciulla Joanne B. y Burns MacGregor James (2004), Ethics, the heart of leadership, Estados Unidos, Praeger Publishers.


- Concha, C. (2007). Claves para la formación de directivos de instituciones escolares. Revista Electrónica Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación

- Coronel, J.M. (1995) La investigación sobre el liderazgo y procesos de cambio en centros educativos. Huelva: Universidad de Huelva.

- Cox, C. (2003) Políticas educacionales en el cambio de siglo: La reforma del sistema escolar de Chile. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.

- Galdamez-Poblete, S. y Rodriguez-Espinoza S. (2010). Líderes educativos previos a cargos directivos: Una nueva etapa de formación, REICE, Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación.

- Goleman, David (2008) Inteligencia Emocional, España, Cairos, S.A


- Harris, A. y Chapman, C. (2002) Democratic leadership for school improvement in challenging context. Comunicación presentada en el International Congress on School Effectiveness and Improvement, enero, Copenhagen.

- Kotter, John P. 1996, Leading Changing, HarvardBusiness SchoolPress, USA.

- Leithwood K. Jantzi D, Steinbach R. (1999( Changing leadership for changing times, Philadelphia: Open University.

- Leithwood Kenneth, Seashore Louis Karen, Anderson Stephen y Kyla Wahlstrom (2004) How leadership influences student learning, Estados Unidos y Canada, The Wallace Foundation


- Murillo F. Javier (2006), Una dirección escolar para el cambio: del liderazgo transformacional al liderazgo distribuido, Latinoamérica, España, Portugal, REICE, volumen 4, Numero 4e. http://www.rinace.net/arts/vol4num4e/art2_htm.htm

- OCDE (2008). Education and training policy: Improving school leadership. Paris: OCDE-Ministerio de Educacion.

- Seashore Louis K., Leithwood K., Whalstrom, K. y Anderson, S. (2010) Investigating the links to improved student learning. Minnesota: University of Minnesota-University of Toronto. 


VOLVER A ÍNDICE


.

LA DIFERENCIA ENTRE GERENCIA Y LIDERAZGO

Gerenciar es manejar la complejidad,Una buena dirección brinda cierto grado de orden y coherencia a dimensiones clave como la calidad y el rendimiento económico de los productos. Liderar por el contrario es manejar el cambio. Parte de la razón de porque el liderazgo ha cobrado gran importancia se debe al hecho de que el mundo de los negocios se ha vuelto más competitivo y volátil. Hacer lo mismo que hacíamos ayer, o hacerlo un 5% mejor, ya no es la fórmula del éxito. Para sobrevivir y competir eficazmente en el nuevo entorno hay que cambiar sustancialmente. Cuanto más cambio haya, más liderazgo hará falta. Para manejar la complejidad y el cambio hay que decidir que es lo que hay que hacer, crear redes de gente y relaciones que puedan manejar una agenda, y luego tratar de asegurarse de que esas personas hacen realmente el trabajo.

Haga click para leer todo el articulo>

Señalar un rumbo contra planear y presupuestar.

Si la función del liderazgo es la de producir cambio, señalar el rumbo de ese cambio es fundamental para liderar. Establecer el rumbo no es lo mismo que planear, o incluso que planear a largo plazo. La planeación es un proceso de gerencia, destinado a producir resultados en un orden determinado. Señalar un rumbo es algo más inductivo,en el liderazgo se traduce en visión y estrategias, que describen lo que un negocio, una tecnología o una cultura corporativa deberían llegar a ser a largo plazo. Las visiones y estrategias no tienen que ser brillantemente novedosas. Las mas eficaces visiones de negocio parecen cosas comunes y corrientes, pues se basan en ideas muy conocidas. Lo que puede ser nuevo es la forma en que están combinadas esas ideas. En la visión lo importante no es la originalidad, sino que tanto sirve a los integrantes importantes de la empresa -clientes, accionistas, empleados - y que tan fácil puede convertirse en una estrategia competitiva realista.Uno de los errores que se comete en compañías superdirigidas y sublideradas es adoptar la planeación a largo plazo como una panacea que remedie su falta de rumbo y su incapacidad de adaptarse a un ambiente de negocios cada vez más competitivo y dinámico. la planeación es útil cuando no sustituye el señalamiento del rumbo sino que lo complementa. Un adecuado proceso de planeación sirve ´precisamente para dar realismo al señalamiento de rumbo. De la misma manera, un adecuado proceso de señalamiento de rumbo suministra un foco para que la planeación sea realista.

Alinear gente contra organizar y nombrar personal

La interdependencia es una de las características de las organizaciones modernas, en las que nadie es completamente autónomo, y en las que la naturaleza del trabajo, la tecnología, los sistemas administrativos y la jerarquía entrelazan a la mayoría del personal con eslabones que constituyen un desafío cuando las organizaciones intentan cambiar. A los ejecutivos muy educados en gerencia y poco educados en liderazgo, eso de hacer que la gente se mueva en la misma dirección les parece un problema de organización. No se dan cuenta que lo que hay que hacer no es organizar a la gente sino alinearla con un fin.Cuando los gerentes "organizan", lo hacen para establecer sistemas capaces de poner en práctica un plan tan precisa y eficazmente como sea posible. Esto generalmente, requiere tomar una serie de decisiones potencialmente complejas. En cualquier organización hay que decidir sobre la estructura laboral y como se relacionarán y reportarán entre si los diferentes cargos, colocar en éstos a individuos idóneos para desempeñarlos, dar entrenamiento a los que lo necesitan, comunicarles a todos los planes de los directivos y decidir cuánta autoridad ha de delegarse y en quén. Hace falta crear incentivos económicos para lograr lo planeado, y establecer sistemas para verificar la puesta en práctica del plan. Tales decisiones se´parecen mucho a las de un arquitecto. Se trata de encajar en un determinado contexto. Alinear gente es diferente. Es más un desafío comunicativo que un problema de diseño. Primero, alinear implica, invariablemente, hablar con muchos más individuos, que organizar.Todo el que pueda ayudar a implementar la visión y las estrategias o que pueda oponerse a ellos está incluído. Los grandes retos implícitos en los esfuerzos de liderazgo es lograr credibilidad: conseguir que la gente cra en el mensaje. Alinear a la gente conlleva una delegación de poder que raramente se da cuando solamente se organiza. Una de las razones por las cuales es tan díficil para las organizaciones ajustarse a los rápidos cambios de mercado o de tecnología es que la mayoría del personal se siente relativamente impotente. Al personal les ha enseñado la experiencia que incluso cuando perciben correctamente los cambios externos de alguna importancia y actúan en consecuencia, se exponen a reprimendas por parte de algún superior al que no le gusta lo que han hecho.La delegación de poder que implican los alineamientos y alianzas ayuda a superar este problema de dos maneras. Primero, cuando se ha señalado claramente un rumbo a toda la organización, los subalternos pueden comenzar a actuar sin la misma vulnerabilidad. Mientras su desempeño sea congruente con la visión, los superiores no encontrarán motivos para llamarles la atención. Segunda, como todos están apuntando al mismo objetivo, disminuye la probabilidad de que la iniciativa de alguno resulte frenada porque haya entrado en conflicto con la la de otro.


Motivar a la gente contra controlar y resolver problemas

Por cuanto el cambio es la función del liderazgo, ser capaz de producir un desempeño altamente motivado es importante para enfrentar las inevitables barreras que surgen frente al cambio. Asi como el señalamiento de rumbo identifica un camino apropiado para el movimiento, y asi como una eficaz alineación empuja a la gente a moverse a lo largo de esa ruta, asi también la motivación eficaz asegura que tendrán bastante energía para superar los obstáculos. Conforme a la lógica de la gerencia, los mecanismos de control comparan el desempeño sistemático con el plan y actúan cuando se detecta una desviación. En una organización bien administrada, por ejemplo, significa que el proceso de planeación establece objetivos sensatos de calidad, el de organización construye una organización que pueda alcanzar esos objetivos, y el de control asegura que las fallas de calidad se detecten inmediatamente, no en treinta o sesenta días, y sean también corregidas de inmediato. Todo el propósito de los sistemas y las estructuras es el de ayudar a la gente normal, que actúa de forma normal, a llevar a cabo con éxito trabajos de rutina, día tras día. No es emocionante ni atractivo, pero ésa es la gerencia. El liderazgo es diferente. Alcanzar grandes visiones siempre requiere una explosión ocasional de energía. La motivación y la inspiración energizan a la gente, satisfaciendo la necesidad básica de alcanzar objetivos, una sensación de pertenencia, reconocimiento, autoestima, de controlar la propia vida y de poder vivirla conforme a los propios ideales. Los buenos líderes estimulan a la gente de diversas maneras: Primera: siempre articulan la visión de la organización de manera que destaca los valores de la audiencia a la que se dirigen. Esto le da importancia al trabajo de los individuos. Otra importante técnica de motivación es apoyar los esfuerzos del personal por alcanzar la visión, mediante entrenamiento, retroalimentación y la encarnación de modelos, ayudándoles asi a desarrollarse profesionalmente y a mejorar su autoestima. Finalmente, los buenos líderes reconocen y recompensan el éxito, lo que no sólo produce en las personas una sensación de triunfo, sino que las hace sentir miembros de una organización que las aprecia.Cuando se hace todo ésto, el trabajo en si mismo se convierte en algo intrínsicamente estimulante. Hay que formar líderes ya que el manejo del cambio demanda la iniciativa de muchas personas. No puede hacerse de otro modo. Una sólida estructura de relaciones informales, ayuda a coordinar las actividades de liderazgo, en forma similar a como se coordinan las actividades de gerencia a través de la estructura formal.Todo esto requiere mucha más comunicación de la que se necesita para coordinar funciones gerenciales. De hecho, es tan importante contar con buenas y extensas redes informales, que crearlas donde no existan debe ser lo primero que se haga al tomar una iniciativa de liderazgo significativa.

La gerencia controla a las personas empujándolas en la dirección correcta; el liderazgo las estimula, satisfaciendo sus necesidades humanas básicas



VOLVER A ÍNDICE

.

EL COMPORTAMIENTO DE UN VERDADERO LÍDER


El liderazgo debe funcionar a través de toda la organización, no solamente en las gerencias o jefes de departamento, todo el personal debe convertirse en líder en el área de su responsabilidad. Así el comportamiento aquí enunciado aplica a todo el personal de una organización pública o privada. El comportamiento ideal es el siguiente:
  1. Provea constante retroalimentación positiva y constructiva sobre el desempeño.
  2. Siempre ayude a los miembros de su equipo a que comprendan como sus prioridades individuales conectan con las prioridades de la organización.
  3. Vea cada reunión con un individuo o grupo como una oportunidad para evaluarlos y brindarles coaching
  4. Nunca desperdicie una oportunidad para permitir que alguien aprenda algo, aún con el riesgo de que fracase
  5. Enseñe diariamente. A través de preguntas, modelando o compartiendo conocimientos
  6. Aprenda diariamente. A través del auto estudio, pero principalmente experimentando y reflexionando críticamente
  7. Motive a las personas a que perfeccionen sus fortalezas
  8. Constantemente recuerde al personal de los valores de la organización y de los comportamientos necesarios para apoyar esos valores
  9. Construya la creencia colectiva en su equipo que sus esfuerzos harán la diferencia entre lo bueno y lo grande, o entre el fracaso y el éxito
  10. Ayude a su equipo a avanzar y no se detenga en los éxitos momentáneos.


VOLVER A ÍNDICE

No hay comentarios:

Publicar un comentario